Artículos

La importancia del movimiento en la infancia

Posted on Abr 24, 2020

Por Isora Cabrera Ayuso La psicomotricidad  es la conexión entre movimiento y actividad psíquica. Cada nuevo movimiento, en  la primera infancia, se acompaña de una nueva habilidad cognitiva, conocimiento o emoción.  En las distintas etapas del desarrollo evolutivo, un hito psicomotriz conseguido de  forma armónica, nos garantiza subir al siguiente nivel de desarrollo  de una forma óptima y, así, garantizar un crecimiento con bases saludables y fuertes en los distintos aspectos cognitivos, emocionales, motores y sociales de nuestras pequeñas y pequeños. En los primeros años de vida es cuando más conexiones neuronales se dan debido a la gran plasticidad neuronal . Y la psicomotricidad estimula y motiva , a través de sus múltiples ejercicios, estas nuevas conexiones. En esta cuarentena, nuestras hijas e hijos han trabajado mucho la psicomotricidad fina a través de tareas académicas (mucha grafomotricidad) o recetas de cocina o las miles de manualidades que madres y padres hemos inventado y practicado con ell@s. Pero no han ejercitado, en muchos de los casos y dependiendo de los hogares, la psicomotricidad  gruesa. El movimiento guiado, canalizado y con “sentido” que se debe de dar a estas edades,  el movimiento que ayuda a movilizar y tonificar distintos músculos del cuerpo,  que ayuda a canalizar la energía desbordada o a explorar  y dominar el propio cuerpo y que, además, nos relaciona directamente  con el medio que nos rodea, fomentando la autonomía. Este movimiento,no se está ejercitando, al menos, en la medida necesaria y equilibrada. Ahora, por fin, las autoridades permiten que nuestras y nuestros pequeños salgan a la calle, que tomen el aire, que puedan caminar (un lujo poco practicado en el confinamiento ). Nos anuncian que no podemos sobrepasar un kilometro desde nuestra casa, en no más de una hora, un poco complicado. Pero, vamos a intentar aprovechar, exprimir al máximo estas salidas para que nuestras pequeñas y pequeños puedan practicar algo la psicomotricidad gruesa, vamos a intentar que cada salida suponga un regalo para ellos, para sus cuerpos,  su sistema motor y por tanto su psique.  Esto, aunque parezca poco, para l@s niñ@s en desarrollo es mucho, pequeñas y sencillas soluciones para un gran propósito; el desarrollo evolutivo óptimo de nuestr@s...

Read More

No deberíamos olvidar

Posted on Abr 15, 2020

Por Isora Cabrera Ayuso Esta pandemia, esta situación debería, como tantas veces hemos escuchado en las últimas semanas, hacernos reflexionar y plantearnos posibles cambios de valores  humanos y sociales. Por ejemplo, sería aconsejable practicar, como sociedad, una convivencia más armónica con la naturaleza. Hemos vivido durante mucho tiempo de espaldas a ella, explotando a destajo sus recursos para mantener a flote un sistema basado, únicamente, en la producción y obtención de beneficios. Los expertos, desde tiempo atrás, señalan los perjuicios de este saqueo  y la necesidad imperiosa de cambiar y emprender un modo de vida más sostenible.  Sería, según indican, la única forma de frenar y combatir este tipo de “invasiones” pues es, la naturaleza un ser vivo capaz de autoregularse y de proteger a sus criaturas. Un ser que, ahora, con la terrible devastación sufrida, se encuentra mermada de fuerzas y, como un cuerpo cuyo sistema inmune está debilitado, se ve sin recursos para paliar los efectos de este tipo de amenazas. O cómo el capitalismo ha generado un tipo de convivencia que se caracteriza por la pérdida de valores y la instauración de un nuevo orden social muy desigual  y, en muchos aspectos, deshumanizado. Reflexionar sobre estos aspectos y muchos más, podría darnos la oportunidad de moldear y cambiar muchos de nuestros hábitos  de vida, volviendo quizá a la “ normalidad” con una actitud diferente. Aunque  la historia demuestra que el ser humano  en sociedad olvida con excesiva rapidez y la propia inercia de los acontecimientos le lleva a cometer los mismos errores  para caer, de nuevo, en la casilla de salida. Por ello, y a pesar de la magnitud de los acontecimientos, nada nos garantiza que como colectivo, olvidemos y no aprovechemos la oportunidad para resetear  y sanear nuestra forma de vida. Ahora, a nivel individual, como madres y padres, deberíamos hacer el gran esfuerzo de no OLVIDAR .  Sería importante tener presente que nuestros peques están construyendo su identidad, sus valores y que tenemos la oportunidad de aplicar algunos cambios en su futura forma de entender la vida, la oportunidad de trasmitirles un sentido más humano en muchos de sus hábitos y relaciones sociales. ¡No es utópico pensar que quizás esta pueda ser una oportunidad de cambio para nuestras y nuestros hijos como sociedad! ¡Intentemos desde cada hogar, aportar nuestro grano de arena para el futuro a través las nuevas generaciones! No olvidemos que ellas y ellos son los protagonistas de un mañana que podría ser...

Read More

Neuronas en espejo en la cuarentena

Posted on Abr 8, 2020

Por Isora Cabrera Ayuso Las neuronas espejo son un grupo de células que fueron descubiertas por el equipo del neurobiólogo Giacomo Rizzolatti y que parecen estar relacionadas con los comportamientos empáticos, sociales e imitativos. La empatía (del griego ἐμπαθής, «emocionado») es la capacidad de percibir, compartir y/o inferir los sentimientos, pensamientos y emociones de los demás, basada en el reconocimiento del otro como similar, es decir, como un individuo similar con mente propia Cómo vivimos y cómo nos sentimos en estos momentos, queda reflejado en nuestras y nuestros pequeños. Lo que llamamos empatía es  la capacidad de percibir, compartir los sentimientos, pensamientos y emociones del otro, lo comuniquemos por medio de la palabra o no. Nuestras hijas e hijos nos captan y nos perciben sin necesidad de contarles o explicarles. Se empapan de nuestras emociones. Nuestros peques nos están dando una lección de vida. En general, nos están mostrando la mejor estrategia que se puede poner en práctica en esta cuarentena, la ADAPTACIÓN. De manera instintiva, (ellos aún cuentan con un instinto puro) nos muestran esa capacidad de acomodarse y aceptar lo que nos venga aprovechando y disfrutando, si cabe, la nueva situación. Ellas y ellos, con más o menos información del Covid 19, están adaptados a las circunstancias disfrutando y, muchos incluso, saboreando el tiempo que pasan pegados a sus padres en casa, haciendo hogar  y desarrollando innumerables planes: manualidades, videos, visitas virtuales a museos, espectáculos online de teatro y circo, de música… Poder ver más pelis que nunca… Un sinfín de actividades que, si no fuera porque unos más y otros menos, no rozan el aire libre, no corren, no montan en bicicleta, no van a los parques….la situación para ellos no pinta tan mal. Sería casi inmejorable. Sus referentes directos, somos nosotros, los adultos, por lo que ahora, más que nunca,  hemos de mantenernos fuertes y enteros. Si nosotras y nosotros somos capaces de cuidar nuestro estado de ánimo, de poner en práctica la adaptabilidad y hacerlo, no solo en la cuarentena, sino cuando salgamos a las calles (lo que será igual de estremecedor) volver a incorporarnos y adaptarnos a los pasos a seguir hasta que llegue la “normalidad”, ellos nos captarán, nos sentirán y nos imitarán en su “estar emocional”, gozando de un acompañamiento lo más sano posible por nuestra parte. Esta responsabilidad tan comprometida, es la que nos toca en estos momentos como padres. Ahora tendríamos que hacer el esfuerzo de adaptarnos lo mejor que podamos para cuidar a nuestras y nuestros peques. Vamos a...

Read More

Creatividad y cuarentena

Posted on Mar 25, 2020

Por Isora Cabrera Ayuso No es casual el hecho de que en numerosas casas, los peques y no tan peques de la familia recurran al arte como lo hacemos con el agua o el alimento. Es, quizá, la demostración clara, de que en circunstancias difíciles o, simplemente, extrañas, el ser humano atiende de un modo instintivo a una serie de demandas esenciales para la propia supervivencia. Y una de ellas, es la actividad artística. El ser humano desde de la prehistoria se ha servido del arte para ilustrar el mundo. Ha tenido la necesidad de expresarse a través de la pintura, la música o el teatro ritualizado para explicarse la vida, para entender cada una de sus complejidades. No es caprichoso el hecho de que los humanos se hayan expresado a través del arte desde los primeros habitantes hasta nuestros días. Es, más bien, una necesidad de tomar distancia de la realidad, recrearla de algún modo para poder comprenderla y, en consecuencia, asumirla. Cualquier situación extraordinaria que, de algún modo, alterara la cotidianidad o la rutina del viaje de una civilización, se convertía al mismo tiempo en un estímulo o una oportunidad para motivar la expresión artística. El motor del aprendizaje y el conocimiento viene siempre espoleado por una sucesión de interrogantes a los que el ser humano necesita enfrentarse para avanzar. La duda nos mantiene activos, pues nos obliga a generar posibilidades que, más allá de ofrecer respuestas, sirven para engendrar nuevas preguntas de mayor calado. Y, en este proceso, la expresión artística, juega un papel fundamental. Un papel que concilia perfectamente el aprendizaje con la asunción y aceptación de lo extraño, lo nuevo. La satisfacción que produce la creación de una obra artística, sea cual fuere, y las enormes repercusiones cognitivas que proporciona en nuestros pequeños, es notoria. Cuando un niño realiza un dibujo sobre una situación concreta, como puede ser ésta, le estamos dando alas para crecer exponencialmente en su comprensión del mundo. Por ello, entendemos que en estas circunstancias, es fundamental fomentar en nuestros peques este tipo de actividad. Establecer un vínculo constante con la música, con el dibujo, el movimiento, etc. les permite transitar a través de este pequeño túnel en el tiempo, con una linterna que convierte el tedio y la rutina en una aventura, una luz que dibuja sombras en la oscuridad estimulando su imaginación, que genera mundos tan ciertos o más que este en el que viven. No está de más, aprovechar esta coyuntura, este paréntesis en nuestra rutina, para reparar en la importancia de estas cuestiones. De todo problema, como dicen, puede nacer una oportunidad para crecer, para mirar de otro modo y volver a reparar en detalles y en esas particularidades que nos distinguen como especie. En los últimos tiempos, el arte y la cultura se han visto relegadas tanto en el plano educativo formal, como en la vida ordinaria, a ese lugar donde se almacenan las cosas prescindibles. Es por ello, esta pausa en la voracidad del sistema bajo el que vivimos, un punto de inflexión que debiera inducir a la reflexión de una sociedad que no deja de preguntarse cuál es el mejor modo de educar para que nuestros pequeños se conviertan en grandes personas. Personas libres, autónomas y con...

Read More

Nuestros mayores

Posted on Mar 18, 2020

Por Isora Cabrera Ayuso Inmersos, como estamos, en una circunstancia nueva y distinta a todo lo anteriormente vivido, no cabe la menor duda, a mi entender, de que debemos prestar una especial atención a uno de los grupos humanos protagonistas en este asunto por la vulnerabilidad que presentan ante esta amenaza; nuestros mayores. Nuestros padres, abuelos, vecinos de avanzada edad y todas esas personas que han sido guía y referente en nuestra vida y que, ahora, se encuentran aisladas socialmente. Aisladas de un modo abrupto y, casi diría violento, por esa extraña manera con que la naturaleza y, en consecuencia, la sociedad selecciona y escoge a sus víctimas bajo los parámetros de selección natural. Por todo ello, me parece de justicia dedicarles, acaso, un rato de nuestro tiempo. Desde el equipo de La Metáfora, proponemos que padres y madres animen a sus pequeños a escribir, dibujar o, incluso, grabar canciones y pequeños videos para ellos, para los mayores. Pueden comenzar con sus familiares directos (abuelos, tíos abuelos, etc. ) para continuar con vecinos y conocidos. Debemos explicarles la importancia de este tipo de actos. Son actos de solidaridad social tan necesarios como el propio alimento diario. Ayudar, apoyar y acompañar en la medida de lo posible a nuestros mayores les permitirá, seguro, transitar el aislamiento y el miedo de un modo muy distinto. Nadie duda que saberse, en circunstancias difíciles, con el apoyo de los otros, con el cariño de los que te rodean, te da un plus de fuerza para afrontar la adversidad. Y ellos, lo merecen. Por otra parte, esta labor no sólo servirá para enseñarles y transmitirles unos valores sociales que siempre andan flacos y desdibujados, sino que han de servir al tiempo para trabajar, de un modo ameno y divertido: la prelectura y preescritura o la lectoescritura. Si nuestro peque está en infantil, puede hacer un dibujo al que los mayores titulen de un modo original con la ayuda del peque. Si están en primaria o secundaria, dependiendo del nivel, pueden escribir cartas con mensajes más o menos elaborados, acompañados de un dibujo, una canción o un video. Por supuesto, cada familia verá el modo más sencillo de hacérselo llegar, incluyendo si es posible, los métodos tradicionales de correo ordinario. Ellos añoran la carta de toda la vida, aunque entendemos la dificultad añadida. Con todo, nos gustaría que este momento tan peculiar sirva para fortalecer y generar una convivencia mejor. Que nos ayudemos, nos animemos, nos comprendamos, nos aguantemos, nos perdonemos, nos peleemos y nos reconciliemos, nos disfrutemos y, en definitiva, nos queramos tal y como somos. Espero que seamos capaces de aprender de esta experiencia e interiorizar sin olvidar. Asumir unos valores que han de convertirse en nuestras mejores herramientas de desarrollo. En el futuro, nos encontraremos, como es lógico, con numerosas situaciones adversas como ésta, más o menos extrañas, nuevas o repetidas, pero es cierto que en la medida en que una sociedad reafirme y madure sus valores, podrá hacerles frente con éxito. Cada experiencia nos ofrece una posibilidad única de aprender, debemos...

Read More

Terapia Familiar Sistémica

Posted on Ene 20, 2020

En La Metáfora ofrecemos terapia familiar sistémica para aquellos casos en los que se requiera una intervención que aborde el malestar emocional y los problemas de comportamiento derivados de las dinámicas de relación y comunicación que tienen lugar dentro del sistema familiar. Se trata de un enfoque multigeneracional en el que se tiene en cuenta la evolución individual de cada miembro de la familia y las necesidades asociadas a la etapa del ciclo vital que atraviesa (infancia, adolescencia, edad adulta…), en interacción con la propia evolución del sistema familiar (construcción de la pareja, nacimiento de los hijos/as, escolarización, familia con hijos/as adolescentes y jóvenes, nido vacío…) Además, no perdemos de vista las experiencias que han tenido lugar en las familias de origen de los padres y madres, y de qué manera influyen en el nuevo sistema familiar que han formado junto a sus hijas/os, tanto en las problemáticas que surgen cómo en la capacidad de activar soluciones que supongan una alternativa a estas situaciones conflictivas. Entrar a intervenir dentro del funcionamiento de una familia implica analizar su jerarquía, los roles desarrollados por cada miembro, las posibles alianzas entre ellos, las reglas que rigen sus relaciones, el tipo de comunicación predominante, la manera de expresar (o no) las emociones… En el enfoque sistémico no existen miembros etiquetados como problemáticos, ni un único “culpable” de la situación disfuncional familiar que cargue con todo el peso del problema, si no que se aborda la situación desde una visión global, digamos “desde fuera”, de la totalidad de las relaciones familiares, y de esta forma se observa cómo ciertos roles y posicionamientos dentro de su estructura influyen de manera recíproca manteniendo la problemática. Dicho de otro modo, todos forman parte del problema de una manera u otra. Por tanto, no tenemos culpables si no “corresponsables” del equilibrio familiar disfuncional que mantiene el problema. Por suerte, también todos son corresponsables a su vez de la solución, ya que con la colaboración de todos los miembros, activándose hacia el cambio, se podrán alcanzar los objetivos propuestos. En el caso de niñas y niños, esta responsabilidad dependerá de su nivel de desarrollo cognitivo y emocional, muy diferente al de los adultos. En nuestras sesiones también es habitual hablar de las soluciones intentadas ante el problema que los ha traído al centro, y la propia familia se va dando cuenta de las que están siendo eficaces o de las que solo perpetúan e incluso incrementan la situación por la que han demandado ayuda. En este caso, se buscan soluciones alternativas a estas soluciones ineficaces y se entrenan a través de pautas o tareas, ya sea dentro de la misma sesión o fuera de...

Read More